viernes, 23 de octubre de 2015

( XIX ) Un asesino más listo que el hambre.


Resultado de imagen de huellas de calzado
Resultado de imagen de muro destrozado

Teodoro y Fulgencio

- Y yo le digo que es muy probable que Honorio Pontarrón no matase "al otro"
- Pues le contestaría que está usted tan loco como él. ¿Algo más?
Recordó las palabras de Doña Carlota: "Es un asesino más listo que el hambre" Desde luego, ya había engañado a la policía y al propio abogado defensor del inculpado.
- Le he preguntado "¿algo más?"
- Pienso que es a usted al que le interesaría saber más cosas, señor Fabra. Ahora bien, si se conforma con que le manden a su cliente a un manicomio...
"Además de su aspecto horroroso, es un impertinente"
- Venga, me armaré de paciencia, ¿en qué se basa para pensar que Honorio Pontarrón no es el asesino?
- En que ese crimen le cae grande y en que su víctima era la primera vez que dormía en ese sitio y alguien se había tomado la molestia de darle facilidades: el panteón estaba abierto y al muro le habían quitado varias de las piedras más altas para que pudiese trepar por él.
- Me está usted hablando de un crimen planificado, algo que no me encaja en absoluto porque se hallaron huellas del calzado de Honorio Pontarrón y huellas digitales en el cuchillo, en el cual, dicho sea de paso, los restos de sangre eran de la víctima.
- ¿En dónde apareció el cuchillo?
- Lo tenía él en el lugar en donde duerme habitualmente, un portal de La Cañada.
- A dos kilómetros del cementerio. Osea, se tomó la molestia de ir y volver, dejando las huellas de sus pisadas y echándose a dormir con el cuchillo al lado. ¡Vamos, por Dios!... Don Teodoro, ¿usted se lo cree?, séame sincero.
- Por primera vez desde que le encomendaron la defensa de Honorio Pontarrón, el abogado Fabra tuvo una duda. Aún así se mantuvo en sus trece.
- Oiga, si está loco... ¡¿qué quiere usted que le diga?!
- Claro, claro, con lo de la locura se arregla todo, ¡no te jode! Pero si eso es así, no se trata de un loco, sino de un gilipollas.
- ¿Y quién iba a querer matar a un indigente de una forma tan elaborada?
- Si lo supiese no me estaría entrevistando con usted.
- ¿Y quién le ha pedido que investigue? Estaría cojonudo que hubiese una trama detrás del asesinato de un don nadie.
- Mucho me temo que la hay, Don Teodoro, y si unimos nuestras fuerzas a lo mejor conseguimos algo.
- ¿Quién le paga por investigar?
- Eso no se lo puedo decir de momento. - Quiso darle más misterio al caso - Solo le diré que es alguien que está muy arriba.
- ¡Jodeeeer!
En realidad no mentía del todo, pues Doña Carlota vivía muy arriba en la calle Zurbano, nada menos que en el 232, casi en los Nuevos Ministerios.

( Continuará )

4 comentarios:

  1. Je je je... Eso no se lo puedo decir de momento. - Quiso darle más misterio al caso - Solo le diré que es alguien que está muy arriba.
    - ¡Jodeeeer!
    En realidad no mentía del todo, pues Doña Carlota vivía muy arriba en la calle Zurbano, nada menos que en el 232, casi en los Nuevos Ministerios.


    Fulgencio es la pera y los demás, tontos de capirote porque lo que dice tiene que hacerles pensar. Pero claro, eso de pensar cansa mucho a cierta gente.

    ResponderEliminar
  2. Jugar con los eufemismos y las metáforas suele despistar e incluso cabrear a nuestros "tertulianos" feisbukianos, jajaja!

    ResponderEliminar
  3. NeoBux is an high paying work from home website.

    ResponderEliminar
  4. Get daily suggestions and methods for making THOUSANDS OF DOLLARS per day ONLINE totally FREE.
    GET FREE ACCESS TODAY

    ResponderEliminar